Close

TRAS EL PASO DEL CABALLO PERUANO DE PASO

Por Rolando Garcia

He tenido la suerte de que en mas de una ocasión se me ha pedido que escriba ‘’algo’’ al respecto de nuestro Caballo Peruano de Paso. Ahora son mis queridos amigos de Centro América que lo hacen. Digo suerte, pues cada vez que lo he hecho, hago el alto necesario para reflexionar sobre los temas que afectan de una manera u otra, esta exquisita y a veces complicada afición.

Hoy quisiera referirme a dos temas fundamentales que estoy convencido incidirán en que tan rápido y eficientemente progresamos en pro de una mejor raza.

No podemos, pues así son las cosas, dejar de lado algunos temas administrativos, que para bien o para mal afectan la correcta conducción de todos los menesteres en la promoción del caballo y me refiero concretamente al rol que jugamos algunos Criadores y Jueces en el marco internacional al que nos hemos referido con anterioridad de manera, talvez algo tibia.

Siento honestamente, que estamos dando los pasos en la dirección correcta, pero tenemos que acelerarlos. No podemos seguir pensando que el peruanísimo Caballo Peruano de Paso, es solo del Perú…contradictorio? de ninguna manera. Su proyección debe ser global, internacional, en todos los aspectos y ahora le toca a los Criadores y Jueces Internacionales tomar la palabra.

Para aquellos de nosotros que tenemos algunos años en esta afición, les pido que apoyemos de manera incondicional las iniciativas que se están tomando en Lima, concretamente en esa dirección y en muchos otros países que tal vez no tiene ese eco, como debiese. El tema de la homologación de registros, con la esperanza de que algún día, tengamos un solo registro Internacional, el reconocimiento de Jueces Internacionales, la unificación de los reglamentos de Concurso, por mencionar solo tres. Probablemente no serán perfectas decisiones en sus primeras etapas, por supuesto que no lo serán, pero son pasos que van en una dirección positiva tras el paso del Caballo.

En segunda y última instancia quería referirme y se que esto es mucho mas complicado que lo anterior, es a la responsabilidad que tenemos los que llevamos mas años en este menester, guiando de manera desinteresada a los que comienzan. Todos sabemos que vender un salto, una yegua o un potro es en ocasiones deseado, pero hagámoslo con todas las cartas sobre la mesa. Ojo que no estoy apuntando a ningún Criador o ‘’vendedor’’ de caballos en específico, pero ya nos hemos dado cuenta que ‘’el engaño tiene patas cortas’’?

Que fácil es ‘’echarle cuentos’’ a un novato, pero que difícil es volverle a vender cuando el ‘’cuento’ resultó realmente una exagerada e innecesaria fantasía. Entonces que es lo que estamos logrando? Pues mas desconfianza y desasosiego. Digamos las cosas como son! Eduquemos, démosle tiempo con calidad a aquel aficionado novel que entra con entusiasmo y alegría! Se hace afición creando buena afición, con todas las cartas sobre la mesa.

Por que vendemos animales enteros si sabemos que no son buenos reproductores? Por que? La respuesta que oigo con regularidad es ‘’porque’’ el dueño no lo quiere castrar! No señor! Los reproductores, dijo alguno: ‘’ Pueden serlo por su ascendencia, parecen serlo por su presencia y solo lo son por su descendencia’’…Son muy, muy pocos los caballos que realmente son reproductores, no fomentemos entre los nuevos aficionados que usen caballos no probados. Alguna vez leí un artículo del gran Señor y Criador de caballos Don José Risso Matellini, que decía: ‘’Si alguna vez va a usar un potrillo que es solo una promesa, úselo en una o dos yeguas, no mas! Suponiendo que se tiene un plantel de no menos de 10 yeguas…’’ Ese es un consejo sabio. En este tema de los reproductores ‘’no hay milagros’’, seamos francos y abiertos con los que comienzan, pues será la única manera que ellos seguirán tras los pasos de nuestro Caballo.

No quisiera terminar este corto artículo sin enviar un mensaje de fraternidad a todas las Organizaciones que estamos alrededor de esta intensa afición. Velemos por el caballo, trabajemos por el caballo. En ocasiones he sido criticado pues he llegado a decir que el ‘’caballo es primero’’, le he dado la mano a los que me han adversado en temas específicos, pero lo hago porque quiero sentir que estamos (tal vez desde posiciones diferentes) trabajando por el mismo propósito, sin embargo, vale la pena el esfuerzo, no vale la pena la separación. La única manera en que nuestro caballo crecerá será que todos vayamos en la misma dirección ‘’tras el paso del Caballo Peruano de Paso.’’

Malcare WordPress Security