Close

Vamos Hablar de BOCADOS

Por Marco Dapelo M.

 

Por el mundo de los bocados llamado también Frenos…..

Es un complemento importante del apero nacional en el terno de la cabeza o jato.

Este es típico, originario nuestro, con algún parecido a los primitivos españoles, sobre todo en el puente (con coscojas) y las piernas. Sus usos son similares pero más variados en la manera nuestra de usarlo ya que la enfrenadura peruana también es distinta y única en el mundo.

Para ponerle el bocado al caballo lo primero que debe hacerse es observar la boca del mismo, apreciando si la forma se sus asientos:

  1. terminan en triangulo o en punta,
  2. si son redondos, y
  3. si son boquiconejunos.

Luego observaremos el ancho de las comisuras de sus labios.

Y por último, el comportamiento del animal con el bozal:

  1. si esta estrellado,
  2. si esta encarado o perpendicular, o
  3. si esta empicado.

Así sabremos cómo y qué bocado usar, así como también la altura de su colocación.

Un maestro enfrenador debe contar con diferentes tipos de bocados para el uso adecuado del mismo en el momento preciso, y lograr hacer un caballo bien enfrenado y no simplemente hecho al freno con resabios.

Existen dos épocas del bocado peruano:

1ra.- la de los años 1800 que eran de fierro forjado en su totalidad y

2da.- a partir de los bocados hechos por el maestro “Galeano” en la presente época, continuando el maestro “Abraham Godoy”. Luego con el tiempo se estilizaron y se empezó a emplear el acero inoxidable.

 

1ra. Época.

Antiguamente se usaba el bocado de fierro, muchas veces labrado, con Siciliana y con piezas de plata sobrepuestas como adorno. Haciéndolos muy pesados, pues, fácilmente llegaban a los 620 gramos de peso. Generalmente se usaban en los jatos de las señoras y no tenían aberturas para las gamarrilla. Los corrientes eran como sigue:

  • Los bocados de piernas normales, movibles, anchos de puente y almendra normal.
  • Los bocados de piernas largas, normal de puente, almendra grande y hueca formando un arco con una ruedecilla en el centro y siciliana con barbada de castigo, con un peso aprox. 450 grs., y con alacrán para el ajuste de la barbada con 12 eslabones. Este tipo de bocado se usa para caballos estrellados, boquiconejunos o de asientos redondos y que posteriormente se han cargado al freno. Las hay también con dos argollas pequeñas en las piernas y debajo del puente para el uso de gamarrilla, para obligarles a encararlos.
  • Los bocados de piernas cortas, puente angosto, almendra chica y barbada de cadenilla con alacrán para los caballos más sensibles de boca, ya que estos eran más livianos con un peso aprox. de 380 grs.; algunos tenían siciliana, otros no tenían.
  • Los bocados llamados de Remache, en que las piernas no tenían juego, estaban fijos. Estos bocados eran para el uso diario en el campo y también para los mulares, pero con barbada de serrucho o de media luna, por lo tanto, eran de castigo….

Todos los bocados anteriormente expuestos tenían dos coscojas. Debe tenerse en cuenta que la barbada generalmente de 12 eslabones se gradúa al engancharse en el alacrán. Recordando que ajustándola ayuda a empicarse y aflojándola ayuda a estrellarse o despaparse. Estos aspectos eran decididos a juicio del enfrenador, según el avance y comportamiento del caballo.

 

2da. Época.

 

Con la exquisitez de nuestros enfrenadores y la ayuda de un maestro como era “Galeano”, se varían los bocados haciéndolos más sencillos, principalmente más livianos, con aberturas llamadas ventanas para la gamarrilla. Después continua el maestro herrero “Abraham Godoy” quien fue un especialista en bocados de fierro. Su descripción es la siguiente:

  • El bocado Normal, sin ventanas de piernas normales, almendra normal, con o sin siciliana y barbada de cadenilla con 12 eslabones, con alacrán. Este bocado para caballos enfrenados.
  • El bocado de Piernas Largas y Gruesas, con ventanas para uso de gamarrilla, almendra ligeramente grande con o sin siciliana, barbada de cadenilla con 12 eslabones o de serrucho, con alacrán. Este bocado para caballos más duros de boca.
  • El bocado de Piernas Largas y Delgadas, más livianos. Con ventanas para uso de gamarrilla, almendra grande, con o sin siciliana, barbada de cadenilla de 12 eslabones. Estos se usan en animales más sensibles de boca.

Tanto el bocado anterior como este bocado son para caballos que también hay que corregirlos por haberse estrellado, no llevando normalmente la cabeza, unos por tener los asientos gruesos y otros por tener los asientos sensibles.

 El bocado de Piernas Cortas y Ligeramente Gruesas, con ventanas para uso de gamarrilla, almendra normal, barbada de cadenilla con 12 eslabones.

Este se utiliza en los caballos en general sin problemas y en caso de los empicados, es el ideal pues este bocado al tener piernas cortas, hará menos palanca y aliviara la posición de la cabeza del animal.

  • Por último tenemos el bocado para uso de Mulares; Piernas normales y gruesas con ventanas para uso de gamarrilla, almendra ligeramente grande, con siciliana, barbada de media luna endentada o simplemente barbada de serrucho.

 

La Maquinaria.

Se trata de un bocado, de piernas más largas y anchas que las del bocado común. Utilizado cuando se trabaja en la etapa de cuatro riendas.

En la parte superior lleva dos argollas para asegurar la cabezada y dos ventanas para el uso de la gamarrilla preferentemente de una bisagra. El puente, las dos coscojas y la almendra, normales. Llevara siciliana y barbada normal de 12 eslabones ajustable al alacrán. En la parte inferior atrás del puente, lleva dos ventanas más grandes que las superiores por donde pasaran los tientos cortos parecidos a las orejas de la hocicada que aseguraran una media luna redondeada lisa de metal que sirve de barbada; estos tientos cortos serán tirados por la falsa rienda. Continuando, las piernas llevan una argolla a cada lado como cualquier bocado común, donde se colocaran las riendas.

El Filete Criollo

 Es un bocado, que al igual que la maquinaria, sirve para aligerar la preparación de un caballo al freno pero que se usa solo con falsa rienda después de estar el caballo previamente quebrantado.

En la parte superior de las piernas, que son móviles, tienen dos argollas para asegurarse a la cabezada, continuando el puente con dos coscojas y almendra normales. En la parte inferior del puente, las piernas se hacen más anchas y chatas teniendo una ventana a cada lado en la parte delantera para el uso de una gamarrilla preferentemente de una bisagra, y una ventana circular en la parte de atrás por donde pasa el tiento corto parecidos a las orejas de la hocicada en que por un extremo va asegurada una barbada de media luna metálica redondeada lisa y por el otro extremo, al seno de la falsa rienda.

Estos dos últimos bocados, sirven para aligerar los trabajos de un caballo. Eran usados generalmente en las grandes haciendas donde había que hacer al freno 20 a 30 caballos para uso del personal de campo en el menor tiempo posible. No eran por cierto para el uso de una enfrenadura de exhibición o de lujo y mucho menos, para el toreo a caballo. Para esto último se trabaja más lentamente, con mucha suavidad, tranquilidad y paciencia para corregir los defectos.

No debemos olvidar de que el bocado tiene 3 puntos importantes:

  • Uno de Apoyo, que es donde pende la cabezada. (La altura es importante),
  • Otro de Resistencia, que es donde está la almendra sea el tamaño que sea y
  • El otro, de Potencia, que es donde se colocan las riendas.

Todos los Bocados anteriormente mencionados son de puente normal generalmente de dos coscojas. Debemos recordar que la barbada es graduable y sirve para ayudar a encarar bien a un caballo o estrellarlo o empicarlo. Esta barbada se enganchara graduándose por cualquiera de los 12 eslabones al Alacrán. Para que no suceda el empique no se deberá ajustar; ni tan flojos que haga estrellarse al caballo. La abertura del puente interno es de 11.5 a 12 cm. y su peso varia de 330 grs. a 370 grs.

Debe tenerse en cuenta de que el uso de mas coscojas solo servirá para que el caballo juegue mas la lengua, pudiendo enviciarse.

El Bozalillo.

 Esta es una pieza complementaria al jato o terno de cabeza que no necesariamente se utiliza. Sirve para evitar que el caballo abra la boca; por consecuencia ayuda a que el caballo se sujete mejor al freno. Puede ser totalmente trenzado o con pieza de metal y ésta puede ser de media luna o tener más de una bisagra.

La Gamarrilla.

 Es una pieza que no es parte del terno de afición, sino más bien, una pieza de trabajo que sirve para la educación del caballo cuidando sus asientos (la embocadura). Las correas con huecos graduables sirven para la corrección del trabajo por hacer con respecto del ajuste a la ternilla del animal.

 

 

 

 

 

 

 

Malcare WordPress Security